Índice

Leyendas urbanas XXVI

Los poderes

Grupo Elron

 

Y ahora utilizando todos mis poderes haré aparecer un conejo…

Y ahora utilizando todos mis poderes haré aparecer un ramo de flores…

¡Qué poderes ni qué poderes, que alguien venga a desatarme!

No es lo mismo querer que poder…

Poderes eran los de antes…

¿Y para este bochorno hice un curso de superpoderes con Uri Geller?

¿Poderes? No, en absoluto, debajo tengo una almohada...

¿Quieres comprobar tu poder mental? Bien, observa la figura y trata de percibir las líneas tal como son, es decir, perfectamente paralelas. ¿No puedes? No te preocupes, nadie puede…

-No te pido poderes como los de Moisés, ya que no me interesa abrir ningún mar, ¿pero no podrías darme aunque sea un solo deseo, para cumplir un viaje en crucero?

-¿Con la crisis que hay? ¿Qué te piensas, que soy el Genio de la lámpara?

 

 

 

 

 

Cada vez que se habla de poderes, para admitirlos siempre se piensa en Jesús, pero resulta que él no tenía ningún poder porque en el plano físico los poderes no existen, sólo existen dones. El Maestro muchas veces utilizaba en sus curaciones la Energía Crística, pero esto no implicaba ningún poder, sino una habilidad favorecida por su elevada estatura espiritual. Incluso muchas de ellas se debían a sus consejos sobre higiene, que en esa época brillaba por su ausencia. Jesús realizó muchos hechos, casi todos extraordinarios, pero todos dentro de la ciencia y completamente ajenos a cualquier cosa que pudiera interpretarse como la posesión de poderes.

Jorge Olguín.