Índice

Leyendas urbanas XII

El cruce del Mar Rojo

Grupo Elron

 

Se acabó la tranquilidad en el Mar Rojo, ya estoy escuchando a los israelitas que vienen hacia aquí…

 

Algunos intérpretes bíblicos insisten en que Moisés tuvo que dividir las aguas a causa de un malentendido con Jehová…

 

Querida, tienes que reconocer que desde que leíste la historia de Moisés y la división de las aguas tu conducta se ha vuelto muy extraña…

 

 

Solamente estoy entrenándome para cruzar el Mar Rojo…

 

 

Yo tengo mi propia versión sobre el cruce del Mar Rojo…
 

 

Yo también tengo mi propia versión de los hechos…

 

 

Con toda seguridad, el método que usaron los israelitas no fue éste…

 

 

Con toda seguridad, el método que usaron los israelitas no fue éste…

 

 

¿Ejercicios físicos? No, lo que sucede es que los israelitas están pasando hambruna y según he oído se van a comer hasta a los gallos…

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

JORGE OLGUÍN

El cruce milagroso del Mar Rojo constituye uno de los tantos inventos de la Biblia, junto a la virginidad de María, El Diluvio Universal, el Arca de Noé, la Estrella de Belén y tantos otros. Lo cierto es que Moisés y los israelitas cruzaron las aguas fácilmente a causa de una gran sequía que hubo en esa época. Cuando más tarde llegaron al lugar los egipcios, los factores climáticos habían cambiado y transformado al Mar Rojo en un río torrentoso…

 

 

 

 El cruce del Mar Rojo:

 

http://www.grupoelron.org/mitos/elcrucedelmarrojo.htm

 

 

 

La Biblia, ¿es la palabra de Dios?:

 

http://www.grupoelron.org/historia/bibliapalabradediosq.htm   

 

 

 

El Arca de Noé:

 

http://www.grupoelron.org/mitos/elarcadenoe.htm  

 

 

 

El Arca de la Alianza:

 

http://www.grupoelron.org/quees/elarcadelaalianza.htm 

 

 

 

La Estrella de Belén:

 

http://www.grupoelron.org/historia/estrellabelen.htm

 

 

 

 

 

SESIÓN DEL 8/12/2000

 

 

 

Médium: Jorge Olguín.

 

Entidades que se presentaron a dialogar: Johnakan Ur-el, Yo Superior o Thetán de Jorge Olguín y Ron Hubbard, fundador de Dianética y Cienciología.   

 

 

Interlocutor: Pasando a otra de las preguntas que tengo agendada, ¿la famosa “Estrella de Belén” era un Ovni, como muchos sostienen, o fue una conjunción planetaria, como sostienen otros?

 

Johnakan Ur-el: Fue una conjunción planetaria.

 

Interlocutor: ¿Nada que ver, entonces, con Ovnis ni extraterrestres?

 

Johnakan Ur-el: No, pero de cualquier manera en esa época hubo naves espaciales que guiaron a viajeros.

 

Interlocutor: ¿Pero en concreto la “estrella de Belén” fue simplemente una conjunción planetaria?

 

Johnakan Ur-el: Así es…

 

Interlocutor: ¿Cuáles fueron los planetas involucrados en el evento?

 

Johnakan Ur-el: El 6 de agosto del -6, cuando nació mi Maestro, el Iluminado Jesús, hubo una conjunción de tres planetas de este sistema, y si ahora, aquellos que manejan las computadoras, diagraman el cielo de aquel entonces van a poder saber esto con certeza.

 

Interlocutor: Otro punto aclarado… ¿El Diluvio Universal y el Arca de Noé tienen algún vestigio de haber sido reales?

 

Johnakan Ur-el: El diluvio existió, pero fue una inundación tan pequeña, tan pequeña, que solamente abarcó pocos kilómetros más allá de la Mesopotamia.

 

Interlocutor: Muy alejada de la idea entonces, por lo que veo, de un “diluvio universal”…

 

Johnakan Ur-el: En aquella época, la palabra “universal” se utilizaba para referirse a lo que se extendía un poco más de la Mesopotamia, no abarcaba a todo el planeta, y tampoco hubo nada como un “Arca de Noé”… ¡No cabe imaginarse a dos cabritos conviviendo con dos tigres!… Esto es algo de sentido común.

 

Interlocutor: ¿O sea que todas las investigaciones que están haciendo en el Monte Ararat buscando el Arca de Noé no es más que una lamentable pérdida de tiempo?

 

Johnakan Ur-el: Así es… Los investigadores tendrían que tener un poco más de sentido común. El “Diluvio universal” suena lindo como alegoría, pero nada más.

 

Interlocutor: Esto está claro… Ahora quisiera preguntar por Moisés y las Tablas de la ley… ¿Es todo un invento?

 

Johnakan Ur-el: No, no es un invento. El hecho existió. Moisés tuvo comunicación con el eloah Jehová, y las Tablas fueron perfectamente esculpidas por Moisés, cosa que no representaba ningún hecho extraordinario porque era la costumbre de la época para registrar las leyes y otros hechos.

 

Las Tablas de la ley fue una comunicación egoica de Jehová, donde pide que se lo adore…

 

Interlocutor: Entiendo… ¿Y la famosa “zarza ardiente”? ¿Fue acaso un invento de Moisés?

 

Johnakan Ur-el: No, porque Jehová tenía el poder para hacerlo, de la misma manera que los ángeles te hicieron visualizar en tu mente muchas cosas.

 

Interlocutor: ¿Quién era en realidad Moisés?

 

Johnakan Ur-el: Moisés era un espíritu de Luz del 5º nivel, pero que tuvo muchas dudas y, bueno, terminó sometiéndose a Jehová.

 

Interlocutor: ¿Actualmente está encarnado?

 

Johnakan Ur-el: No, no lo está. Moisés era una entidad tan elevada que quería salvar a su pueblo, aunque egoicamente, porque lo amaba de una manera posesiva… Jehová se le presentó muchas veces, pero de una manera muy egoica, pidiéndole pleitesía, y él otras tantas veces dudó porque él tenía otra idea de lo que debía ser en realidad un Dios.

 

De todas maneras, recordemos la época, y recordemos que Moisés, estando encarnado, por más que su Thetán estuviera en el 5º plano de vibración, él no dejaba de ser una persona muy rudimentaria en muchas cosas, y de repente se le aparece una imagen y le dice imperativamente cómo debe proceder y entonces por supuesto que lo va a obedecer.

 

Interlocutor: El tema, por lo menos por ahora, creo que está agotado… ¿La famosa apertura de las aguas del Mar Rojo fue real? Lo pregunto para saber si hubo intervención extraterrestre.

 

Johnakan Ur-el: No hubo tal apertura de las aguas. Sí hubo una época de mucha sequía, donde hubo mucha playa y poca agua…

 

Interlocutor: ¿Es decir que no hubo nada milagroso ni mágico, nada de utilización de algún “poder divino “ y nada de “intervención extraterrestre?

 

Johnakan Ur-el: Así es. Ésta es una de las tantas cosas con la que se ha fantaseado.

 

Interlocutor: Bueno, otro punto aclarado. ¿El Arca de la Alianza era alguna máquina extraterrestre?

 

Johnakan Ur-el: Sí, absolutamente. El Arca de la Alianza era un aparato extraterrestre que después los terrestres descompusieron por mal uso.

 

Interlocutor: ¿Pero cuál era su verdadera finalidad?

 

Johnakan Ur-el: Era un aparato que proveía de alimentos a los israelitas. Lamentablemente no existe en el idioma terrestre una palabra que lo represente. Se podría decir que era un duplicador de alimentos de base radioactiva. Incluso en la actualidad ese aparato, para los extraterrestres que lo proveyeron, resulta obsoleto porque los han construido mejores y más sofisticados.

 

Interlocutor: ¿Durante todo el tiempo que los judíos estuvieron en el desierto fueron alimentados de esa forma?

 

Johnakan Ur-el: Así es.

 

Interlocutor: ¿Nada que ver, entonces, con la multiplicación de los panes y de los peces hecha por Jesús?

 

Johnakan Ur-el: No, no, nada que ver.

 

Interlocutor: ¿Pero existió realmente esa multiplicación?

 

Johnakan Ur-el: Sí, existió… El Maestro Jesús llegó a manejar la transustanciación y podía perfectamente sacar de universos paralelos, asistido por la Energía Crística, tanto alimentos como objetos.

 

Interlocutor: ¿El Arca de la Alianza existe aún, por ejemplo como reliquia en algún lugar?

 

Johnakan Ur-el: No, categóricamente no. Es un aparato que hace más de dos mil años fue destruido por el mal manejo e incluso causó muchas muertes.

 

 

 

 

 

SESIÓN DEL 19/8/02

 

 

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Johnakan Ur-el, el Yo Superior o Thetán de Jorge Olguín. 

 

Interlocutor: La primera pregunta está referida al cruce del Mar Rojo por los israelitas cuando eran perseguidos por el ejército egipcio. Querría ratificar que no hubo intervención extraterrestre. Hace algún tiempo, cuando lo pregunté, ustedes me informaron que no la hubo, pero en esa época la Esencia aún no había dado autorización para revelar la participación de los extraterrestres en la gesta de Moisés.

 

Johnakan Ur-el: En realidad, Moisés no cruzó el Mar Rojo de punta a punta, sino simplemente en una de las vertientes, donde este mar comenzaba. En ese verano hubo una sequía y lo pudo cruzar.

 

Interlocutor: ¿El ejército egipcio perseguía a los israelitas casi pisándoles los talones, como dice la Biblia?

 

Johnakan Ur-el: No, no es así. No es que en cuanto cruzaron los israelitas el Mar Rojo de inmediato cruzó el ejército egipcio y las aguas se cerraron sobre ellos. Habría más o menos un día de diferencia entre perseguidores y perseguidos. Más tarde hubo una gran tormenta que provocó una crecida de las aguas y el ejército egipcio no pudo cruzar.

 

Interlocutor: ¿Murieron ahogados algunos soldados egipcios?

 

Johnakan Ur-el: Así es, en su afán de capturar a los israelitas trataron de cruzarlo y la correntada los arrastró. Su ego fue más fuerte que la prudencia. Se decían a sí mismos que no era posible que pudieran escaparse de sus manos... Son zonas donde en 24 horas puede producirse una gran marea...

 

Interlocutor: En este caso, entonces, y para concretar el punto de modo que no quede ninguna duda, para nada hubo intervención extraterrestre...

 

Johnakan Ur-el: En este caso específico, no.