Índice
El Arca de Noé
Grupo Elron

 

 

 

¿Quiénes sino los espíritus del Error estarían detrás de la construcción de una réplica del Arca que Nunca Existió? Más información en "Espíritus del error"

Johan Huibers

Millonario holandés, su embarcación es una versión en escala reducida del Arca original (?). Piensa recorrer 200 ciudades alentando a los curiosos a subir a bordo. “Que quienes visiten mi Arca se sientan inspirados a leer la Biblia”, dice.

La historia bíblica del Arca de Noé no es más que una fantasía, no sólo porque el Diluvio Universal nunca existió, sino porque, entre otras cosas, ¿a quién se le puede ocurrir que puedan convivir juntas especies de las cuales unas son el alimento natural de las otras?

 

 

El Arca de Johan

El Arca de Johan Huibers, anclada en Schagen, a 45 kilómetros al norte de Amsterdam. Foitos AP.

Johan Huibers, un contratista  holandés de 47 años, está construyendo una réplica del Arca de Noé, la embarcación en la que, según la leyenda, el Patriarca bíblico metió una pareja de cada especie animal para salvarla del Diluvio.  La nave mide 70 metros de largo, 13,5 de alto y 9,5 de ancho, y está hecha de cedro americano y pino noruego. Ahora, se encuentra en Shagen, a 45 kilómetros al norte de Amsterdam. Cuando la acabe, Huibers se habrá gastado en ella la friolera de un millón de euros, que ha conseguido a base de créditos bancarios.

La botadura del Arca, en cuya construcción han colaborado su hijo de 17 años y algunos amigos del contratista, está prevista para septiembre, cuando se convertirá en una especie de miniparque de atracciones religiosas flotante en los canales holandeses. Huibers quiere llenar la nave no con una pareja de cada especie, sino con corderos, conejos, cabras, pollos y otros animales de granja. A cambio de 2 euros los niños y 3 los adultos, los visitantes podrán recorrer la embarcación, tomarse un refresco en el bar instalado bajo la estructura de cubierta y llevarse a casa un bonito folleto religioso.

El devoto armador cree que, tras la visita a la embarcación, muchos niños se convencerán de la realidad histórica del Arca de Noé. Una realidad en la que sólo creen quienes, como él, se toman la Biblia al pie de la letra. Por que, vamos a ver: ¿dónde fue a parar todo el agua que cayó durante el Diluvio y cubrió, según el Antiguo Testamento, hasta las más altas cimas?, ¿cree Huibers de verdad que Noé y su familia pudieron meter en un barco una pareja de cada una de las millones de especies que existen en el mundo?, ¿cómo explica que haya relatos mesopotámicos anteriores que cuenten, más o menos, la misma historia, pero sin Noé ni el Dios de los judíos? El problema de la fantasía es cuando a uno le desborda, cuando uno empieza a confudir lo real con lo imaginario, cuando uno se embarca en la nave del misterio que pilota el Friker Jiménez de turno, de cuyo debut televisivo les invito a disfrutar por cortesía de Gerardo Gracía Gómez. Se reirán. Se lo prometo.

 

Escrito por Luis Alfonso Gámez.

 

 

 

¿EXISTIÓ UN DILUVIO UNIVERSAL?

 

El Diluvio Universal y el Arca De Noé.

Estimado Profesor : Me interesaría conocer los datos que usted tiene sobre el Arca de Noé. Algunos especulan que se trató en realidad de un Ovni. Otros sostienen como verdadero el relato de la Biblia y que se encontraría en el Monte Ararat.

Bettiana S.

 

RESPUESTA: Te transcribo seguidamente la sesión con la respuesta.

 

 

SESIÓN DEL 8/12/2000

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Johnakan Ur-el, Yo Superior o Thetán de Jorge Olguín.

 

 

 

Interlocutor: ¿El Diluvio Universal y el Arca de Noé tienen algún vestigio de haber sido reales?

Johnakan Ur-el: El diluvio existió, pero fue una inundación tan pequeña, tan pequeña, que solamente abarcó pocos kilómetros más allá de la Mesopotamia.

Interlocutor: Muy alejada de la idea entonces, por lo que veo, de un “diluvio universal”…

Johnakan Ur-el: En aquella época, la palabra “universal” se utilizaba para referirse a lo que se extendía un poco más de la Mesopotamia, no abarcaba a todo el planeta, y tampoco hubo nada como un “Arca de Noé”… ¡No cabe imaginarse a dos cabritos conviviendo con dos tigres!   
 Esto es algo de sentido común.

Interlocutor: ¿O sea que todas las investigaciones que están haciendo en el Monte Ararat buscando el Arca de Noé no es más que una lamentable pérdida de tiempo?

Johnakan Ur-el: Así es… Los investigadores tendrían que tener un poco más de sentido común. El “Diluvio universal” suena lindo como alegoría, pero nada más.

Interlocutor: Bueno, creo que esta cuestión ha quedado definitivamente aclarada…